Lo Último

26 de junio de 2017

El Proselitismo Religioso

Por Teodoro Díaz*

Para algunos, el proselitismo solo se circunscribía a actividades de la política partidaria, pero es bueno saber que en otros grupos sociales también se hace proselitismo a fin de ganar adeptos.

Se pensaba que en la religión, y sobre todo en una misma corriente cristiana, no se podía producir esta práctica mefistofélica, pero ¡Bella Perla! también en este escenario se lleva a cabo el proselitismo y de qué  manera.

Muchos pastores evangélicos, en vez de ganar almas perdidas para Cristo, se enfocan en conquistar los miembros de otras congregaciones hermanas y para ello utilizan todo tipo de subterfugio, como los siguientes:

-  Tú tienes mucho talento, debes estar en una iglesia que lo reconozcan.
-   Usted tiene un problema de demonio, por eso debe estar en una iglesia de fuego y de santidad.
-   Hay muchos comentarios negativos de tu pastor, por eso entiendo que tú debes estar con nosotros.
-   En mi iglesia hace falta una persona como tú para que se encargue de este o aquel ministerio.
-  Necesitamos un pastor de jóvenes y yo creo que tú eres el más indicado.
-   Nuestra iglesia es la única de la sana doctrina, por eso te invitamos a venir con nosotros.
-  Tú eres un tremendo predicador, te gustaría ser parte de nuestro equipo evangelístico.

Todas estas propuestas nocivas y absurdas, entre otras más, son las que muchos pastores le formulan a miembros de otras congregaciones para arrebatárselos a sus colegas y hacerlos suyos.

Quiero remitir a los encargados de la administración de las iglesias a un texto bíblico extraído de una de las cartas de Pablo. esta vez a los Filipenses«no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros» (Filipenses 2:4). Desde la  prisión en Roma, Pablo le escribió a los cristianos de Filipo y les aconseja, que no se  centren en ellos mismos, sino más bien en apoyar a los demás. Es lo mismo que debe hacer cada pastor con sus colegas. ¡Apoyarlos!.

¿Por qué los ángeles de las iglesias (pastores) no pueden enfocarse un poco en apoyar a sus homólogos, en vez de murmurarle y desacreditarle ante sus feligreses? Esta práctica responde al concepto proselitista que se ha insertado en el corazón de la iglesia protestante en la Nación Dominicana.

Muchos pastores e iglesias quieren aumentar su cantidad de miembros, pero lo hacen en detrimento a sus colegas e iglesias hermanas. Parece no interesarle conquistar el territorio enemigo (el mundo), la conquista que se está llevando  a cabo es en el terreno equivocado (Iglesias Hermanas) ¿será porque es más fácil?.

Muchos pastores e iglesias, con sus ansias de aumentar su cantidad de afiliados, predican que son los  únicos que llevarán gente al cielo, los únicos llamados a conquistar el reino, los únicos puros, sin mancha y sin arruga y los únicos fieles y verdaderos.

Pero quiero que conozcamos el siguiente principio, “Toda iglesia que se afana en afirmar que ella es la  única que contienen toda la verdad, es falsa”.

El llamado a los pastores y líderes evangélicos es a abandonar la práctica proselitista y apurarse en la evangelización a los que todavía no conocen a Cristo. El que creyó, se bautizó y está firme, será salvo, ¡no hay que conquistarlo nueva vez!, los enfermos son los que tienen necesidad de médico.

El principal desafío de la Iglesia de Cristo debe ser este,  “Salir, pues, a Él, fuera del campamento, llevando su vituperio; porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir. (Hebreos 13:13-14). Los perdidos son como la arena del mar y están fuera de las iglesias, vamos por ellos, dejemos tranquilo a cada pastor lidiar con su rebaño y no nos convirtamos en piedra de tropiezo para este.


* El autor es Pastor, Psicopedagogo y se desempeña como Director de una Escuela Primaria del Sector Público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Caracola agradece su disposición de contribuir con sus comentarios positivos, siempre basados en el respeto a los demás y en la ética de la comunicación popular.