Lo Último

26 de marzo de 2017

EXPRESIONES

Qué derroche
Por Tomás Aquino Méndez
Qué derroche...Por un millón de pesos, el hospital público de Bonao no funciona, porque carece de energía eléctrica hace más de 20 días, pero a los partidos políticos les entregan 805 millones recaudados de los bolsillos de los dominicanos.
Cincuenta y seis hospitales no terminan de ser reparados por falta de recursos. Pero el Estado entrega 805 millones de pesos a los líderes de los partidos, que han tomado el sistema partidario como empresa para mantener sus apetencias.
La presa de Monte Grande, que ha sido anunciada “formalmente” en más de cinco ocasiones y para la cual se han dado tres picazos dejándola iniciada, no puede ser construida por falta de recursos. Pero el Gobierno entrega 805 milones de pesos a partidos bisagras, muchos de los cuales no tienen ni militantes ni locales.
Cantidades de destacamentos policiales en todo el país carecen hasta de una simple motocicleta para perseguir a la delincuencia.
Pero el Estado entrega sin inmutarse, 805 millones de pesos para que políticos inescrupulosos lo manejen “como les da la gana”.
Mi pueblo, Tamayo, lleva más de cuatro años reclamando calles, aceras, contenes y un drenaje pluvial que impida la acumulación de agua que enferma a niños y adultos. Eso se resuelve con unos “cuantos pesitos”, pero para eso el Estado no tiene recursos y en cambio entrega 805 millones a unas agrupaciones carentes de ideología y propósitos.
Es vergonzoso que una comunidad como Baitoa, en Santiago, tenga 30 años reclamado un acueducto para que sus pobladores reciban agua potable; pero para eso no hay recursos, mientras el Estado entrega 805 millones para ser dilapidados en dádivas y francachelas en partidos de todos los colores.
Inconcebible que cada mes, suplidores del desayuno escolar, que beneficia a millones de niños necesitados de educación y alimentos, tengan que ir a los medios para poder cobrar por ese servicio y en cambio a los partidos “sin sus líderes abrir la boca”, la Junta Central los llama cada mes para entregarles millones de pesos aportados por todos los dominicanos, para que esos vivos, vivan como príncipes.
Y lo más grave de todo, es que esos políticos, que nunca han dado un golpe, que son “dictadores” en sus partidos, donde no permiten surjan nuevas figuras, justifican ese derroche de recursos bajo e lalegato de que “ese es el precio de la democracia”.
Democracia que ellos truncan a lo interno de sus partidos.
Y para eso, el Estgado entrega sumas tan estrambóticas como los 805 millones que acaban de recibir los “líderes”, no los partidos, porque esos recursos son manejados a la discresión y capricho de quienes dirigen esas organizaciones. Y entonces... ¿avanzamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Caracola agradece su disposición de contribuir con sus comentarios positivos, siempre basados en el respeto a los demás y en la ética de la comunicación popular.