Lo Último

21 de mayo de 2017

EXPRESIONES

Un paso detrás
Tomás Aquino Méndez
Un paso detrásEstamos acostumbrados a escuchar cada día la queja y el reclamo de más recursos de parte de instituciones. Es normal que diferentes grupos y comunidades exijan nuevas obras o concluyan algunas iniciadas hace años. La respuesta del gobierno, casi siempre, es que se debe esperar porque no hay recursos. Hay 56 hospitales en proceso de reparación desde hace más de 3 años. Más de 100 centros de atención primaria en proceso de terminación, algunos listos, pero no inaugurados por falta de recursos para equiparlos. La presa de Monte Grande, obra prometida para ser concluida a finales de 2016, hoy seguimos esperándola, todo por falta de recursos. Y si seguimos enumerando, encontraremos cientos de obras en construcción o prometidas, pero en stand by por falta de fondos.
Ante esa situación, le propongo al gobierno una fuente de ingreso inmediata para hacer esas obras y frenar la ola de protestas en demandas sociales que se realizan en diversos puntos del país.
Mi propuesta consiste en eliminar, de inmediato, organismos “infuncionales” como el J-2, M-2, G-2, DNI, SS y uno que otro cuerpo de reacción tardía como SWAT y los llamados topos.  Muchos de mis lectores han reaccionado sorprendidos, !!cooomo!!. Los entiendo, pero, veamos mis razones. ¿Cómo se explica que el país sea sacudido por tantos movimientos de protesta sin que haya una respuesta táctica y de control sin mayores violencias?. Explíquenme como, NUEVE JÓVENES planifican durante una semana ocupar el edificio del Poder Judicial, sin que los organismos “inteligentes” pudiesen conocer detalles y evitarlo?. Por qué esos organismos no frenaron el plan de instalar una carpa en la Procuraduría, sin llegar al acto vergonzoso que vimos en la televisión?
Díganme si son capaces tantos “organismos de inteligencia” que detectaron a una periodista “aguzada”, que durante 9 meses hurga las interioridades de un área sensible como el Metro hasta hacer tambalear, no a su incumbente, sino al propio Estado, sin que nadie le dijera al incumbente que estaba siendo rastreado y sería expuesto de tal manera? ¿Pasó todo eso sin que el gobierno se enterase?  
Por eso es mi propuesta. Eliminar esos organismos no afectaría al Estado. Al contrario, le dará un desahogo al ahorrar cientos de millones que hoy se derrochan en esos organismos.
Es cierto que todos los gobiernos tienen organismos de seguridad para protegerse, vigilar a los contrarios y prevenir acciones en su contra, pero, por lo que he expuesto, los de aquí de nada sirven.
 No es que la ciudadanía no proteste, esa es una válvula de escape que no se puede cerrar, pero sí controlar. Esos cuerpos especializados deben ir un paso delante, pero aquí, van UN PASA ATRÁS.
¿Cómo es que tantos “organismos de seguridad” no saben, a tiempo, que 9 imberbes ocuparían el edificio de uno de los poderes del Estado o no se sabe de una investigación de 9 meses que remueve los cimientos de la estructura gubernamental?  ¿Ineficiencia o complicidad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Caracola agradece su disposición de contribuir con sus comentarios positivos, siempre basados en el respeto a los demás y en la ética de la comunicación popular.