Lo Último

20 de junio de 2017

EDITORIAL HUÉSPED

Rechacemos esa aventura 
Listin Diario LogoLo peor que le puede pasar a un movimiento exitoso y envolvente como la Marcha Verde es que le metan el virus del aventurerismo para usarla como palanca de un “golpe de Estado suave” contra el gobierno del presidente Danilo Medina.
La sugerencia de un grupo de intelectuales y activistas a la Marcha Verde para que “abra un nuevo horizonte” de lucha promoviendo la idea de que el Presidente Medina renuncie y le sustituya un gobierno de transición que convoque a una Constituyente y luego a elecciones generales, es un caramelo envenenado.
El éxito de la Macha Verde ha consistido en despertar un sentimiento de solidaridad de los ciudadanos para reclamar, en la fuerza de la unidad, el castigo a la corrupción y la impunidad, convirtiéndose en un catalizador de las aspiraciones populares, algo jamás logrado por los partidos tradicionales.
Cambiarle el curso a esa estrategia inoculándole a la agenda de la Marcha Verde un virus que conduzca a la grave alteración de la institucionalidad democrática del país, es un despropósito colosal.
El gobierno del Presidente Medina podrá adolecer de fallas y pecados, pero no es ilegítimo ni tampoco se ha ilegitimado. Medina ganó las  elecciones del 2016 sin que la oposición impugnara formalmente una sola mesa electoral.
La democracia dominicana, aun imperfecta, tiene muchas virtudes. Una de ellas es que los ciudadanos acuden masiva y libremente a votar cada cuatro años por el líder o partido que más les atraiga y predomina un ambiente para la libertad de expresión de los ciudadanos que nadie puede ignorar.
Nada garantiza que los defectos o lastres que tenga esta democracia puedan diluirse por la vía de una alteración del orden constitucional, como sería la de promover la defenestración del Presidente apelando a una táctica emocional y subliminal para hacer de este el objetivo final de la Marcha Verde.

Los primeros que deberían desmarcarse de esta absurda y loca aventura son los de la Marcha Verde, antes de que el virus del “golpe de Estado suave” que pretenden filtrarle algunos sectores dañe las células vivas que le dieron origen y sustento popular y que activan su impresionante crecimiento exponencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Caracola agradece su disposición de contribuir con sus comentarios positivos, siempre basados en el respeto a los demás y en la ética de la comunicación popular.