Lo Último

19 de abril de 2017

La Juventud de Barahona Sólo Necesita una Oportunidad

Por Angel Gonzalez Feliz

Hace unas dos semanas, parte del equipo que conforma Trending Radio Show, llevó a cabo un casting con miras a captar los nuevos talentos que conformarán el staff del programa en su segunda temporada.

A este evento se le dio publicidad por aproximadamente un mes en diferentes medios: Facebook, Instagram, WhatsApp, Radio, etc.
Y es gratificante ver el apoyo que recibieron Feny, Jonás y Doris (parte del equipo organizador y quienes fungieron de jurado en el casting). Esta acción me hace dar cuenta que nuestros jóvenes no están falta de talento, no es cierto eso que difunden de que el barahonero no le gusta trabajar, que es malo. Nada de eso es cierto.

Siempre habrá gente buena y mala, pero eso sí, nadie es totalmente bueno ni totalmente malo. Siempre habrá personas que no quieren trabajar, que quieren coger “los mangos bajitos” *, pero que esto nunca nos quite la motivación. Que esto nunca se vuelva excusa para creer en nuestra gente y en nosotros mismos.

El barahonero es bueno y trabajador, como prueba evidente tenemos a Barahona. Solo necesitamos oportunidades, gente con visión, que vea más allá de sus propios intereses, que verdaderamente crea en la gente, que crea en Barahona.

No me queda más que exhortarles a todos los que puedan ver esto, a que sigan trabajando por un pueblo mejor cada vez más. Apoyemos a nuestros jóvenes que de verdad tienen deseos de sobresalir, solo les hace falta ese empujón que los impulse hacia adelante.


Los mangos bajitos: La expresión hace referencia a la famosa décima del escritor mocano Juan Antonio Alix, donde narra la historia de Don Martín Garata, un señor que siempre estaba buscando conseguir las cosas de la manera más fácil. Les recomiendo a todos leerla y meditarla, para evitar a toda costa convertirnos en un Don Martín Garata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Caracola agradece su disposición de contribuir con sus comentarios positivos, siempre basados en el respeto a los demás y en la ética de la comunicación popular.