Lo Último

7 de abril de 2017

La Importancia de la Grasa Abdominal en el Desarrollo de Diabetes y Enfermedad Coronaria

Por Dr. Eliscer Guzmán
New York.- Por varios años hemos conocido que depósitos de grasa o depósito de tejido adiposo en el abdomen es un factor de riesgo importante para desarrollar enfermedades cardio metabólicas, específicamente anormalidades en los niveles de azúcar en la sangre, niveles de lípidos e hipertensión arterial.
Igualmente, estos depósitos adiposos predisponen al desarrollo de infiltración grasa del hígado (predisponiendo tanto a cirrosis como a cáncer del hígado) y acumulación de grasa en las vías respiratorias superiores, causando apnea del sueño. Este depósito de grasa en el abdomen produce daños totalmente independientes de los causados por obesidad en general o la obesidad definida por un índice corporal medio por encima de 30.

Por suerte, contamos con una manera fácil de determinar los valores normales que nos ayudarán muy acertadamente a determinar cuánto tejido grasoso tenemos almacenado en el abdomen. Esta medida, que debe ser implementada en toda oficina médica, como parte del examen médico de rutina, es la medida en centímetros o pulgadas de la cintura, simultáneamente con la medida de la cadera. 
En términos absolutos, en el hombre de tamaño normal la cintura debe medir 104 centímetros y en las mujeres, 88. La relación entre el diámetro de la cintura sobre el diámetro de la cadera, debe ser menos de 0.95 en hombres y menos de 0.85 en las mujeres. La obesidad abdominal ha sido asociada con un aumento de 27 miligramos de triglicéridos, 4.1 miligramos de glucosa extra y de 2 a 3 milímetros de mercurio más alto en la presión sistólica. 
Esta pequeña elevación, se produce en personas con depósitos de grasa abdominales modestos. Lamentablemente hay una relación directa entre el cumulo de grasa en el abdomen, con un aumento de la presión arterial, triglicéridos y nivel de azúcar en sangre. Aunque está claro que la obesidad abdominal es producida, no solamente por exceso en la ingesta de calorías, sino también por factores genéticos/ familiares que nos predisponen a esta condición. 
Por suerte, tanto el ejercicio como una dieta saludable, nos ayudarán, no sólo a perder peso en general, sino también, aunque más difícil, grasa en el abdomen.
Está de más decir, que la liposucción abdominal no ha sido eficaz en prevenir las enfermedades que derivan de este depósito de grasa ectópico indeseado, no importa lo bonito que quedemos después de la cirugía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Caracola agradece su disposición de contribuir con sus comentarios positivos, siempre basados en el respeto a los demás y en la ética de la comunicación popular.