Lo Último

16 de abril de 2017

¡ALGO CIENTÍFICAMENTE CURIOSO!

¿Por dónde le entra el agua al coco?
Resultado de imagen para tomando agua de cocoSanto Domingo.-Hay gente ingeniosa y que a veces se complica, preguntando, por ejemplo, ¿por dónde le entra el agua al coco? Usualmente no se cuestionan cómo entra el líquido en la sandía o al melón, pero quizás habrá alguien que lo ha pensado.
Y como las respuestas existen, en Diario Libre se nos ocurrió buscarla, con base
en la ciencia. Le hicimos la pregunta a Brígido Peguero, encargado de Taxonomía y Exploraciones del Jardín Botánico Nacional, quien procuró ser didáctico pues reconoce que es un fenómeno raro.
“En República Dominicana se recuerda que era la pregunta más común que se le hacía a un personaje folklórico que asiduamente se encontraba en las instalaciones de la UASD, y que se hacía llamar ‘Profesor Matos Méndez’. Su respuesta era: ‘Por donde mismo se le mete el jugo a la caña’ ”, dice Peguero.
¿Y cuál es la explicación científica?
Vamos por paso. Primero es importante entender que el cocotero, la planta que produce el coco, como todas las plantas vasculares o con tejido leñoso, tiene unos sistemas conductores de agua y nutrientes, explica Peguero.
Prosigue indicando que, tan pronto la plantita se va desarrollando, las raíces, a través de unos “pelos absorbentes”, y mediante un proceso llamado ósmosis, toman el agua del suelo. Entonces los vasos conductores que constituyen lo que se llama xilema, transportan la “savia bruta”, o sea, el agua y los nutrientes, hasta las partes superiores de la planta, donde utilizando la energía solar, la clorofila y el dióxido de carbono (CO2), se produce la fotosíntesis.
En el caso del cocotero, el fruto como tal tiene una parte lisa y dura externa; luego una capa fibrosa, y finalmente una cubierta dura o concha (el llamado “marfil vegetal”) que recubre a la semilla, explica Peguero.

Un dato
Toda semilla tiene una parte interna que llamamos endospermo. Es, por ejemplo, lo que se va a encontrar en la de la almendra, y que es la parte comestible. La rareza del coco es que ese endospermo, es decir, la parte interna de la semilla, es líquida, y no sólida como en otras. El agua de coco o endospermo líquido es mucho más abundante en los frutos inmaduros, y se va reduciendo según se va madurando. Se torna más dulce, y a veces hasta “picantina”, según la variedad. (Brígido Peguero)
“Si partimos un coco tierno - dice Peguero- veremos que esa cavidad interna tiene adherida a sus paredes una masa gelatinosa que suele llamarse ‘babita’ cuando está muy nueva, y que se va endureciendo y engrosando a medidas que el fruto se va desarrollando hasta llegar a la madurez, y que usualmente nos comemos cuando está tierna, después de tomarnos el agua. Esa es la masa o copra, que rallada o triturada se exprime y se le extrae la ‘leche de coco’ ”.
Entonces, la pregunta del millón ¿de dónde proviene el agua?, la responde así: “El agua o parte interna del fruto proviene de la elaboración que hace la planta, de la transformación del agua y nutrientes en ese jugo, que es transmitido mediante los vasos conductores del tejido hacia el racimo de los frutos, y particularmente a cada fruto a través del pedúnculo que lo une al racimo”.
Digámoslo de esta manera, precisa Peguero: “La semilla se va formando, y así mismo su interior va creciendo en forma líquida. O sea, que va creciendo la cantidad de agua o de líquido”.

Luego de esta explicación, si aún le queda alguna duda referente a por dónde le entra el agua al coco, el especialista la resume así: “A través de vasos conductores del tejido de la planta, como producto de una elaboración de sustancias que realiza el mismo cocotero... El agua le entra por donde mismo le entra el endospermo a cualquier semilla. La diferencia es que en el caso del coco, se trata de un líquido”.
Tomado del Diario Libre.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La Caracola agradece su disposición de contribuir con sus comentarios positivos, siempre basados en el respeto a los demás y en la ética de la comunicación popular.